Skip to main content

ΣΤIΣ ΑΜΜΟΥΔΙEΣ ΤΟΥ ΟΜΗΡΟΥ

Sirviéndonos de la experiencia bizantina, decidimos elaborar un material de trabajo para un alumno ideal de griego antiguo. Argumenti gratia vamos a suponer que nuestro alumno ideal, indistintamente de la forma en que la haya obtenido, posee una base de griego antiguo. Este alumno, pues, maneja activamente unas 2500 palabras del vocabulario clásico. El material que le proponemos consiste en el texto homérico (primeras dos rapsodias de Ilíada y Odisea) glosado con palabras que, más o menos, le serán conocidas y una serie de ejercicios. Estos ejercicios estriban en el vocabulario y la morfología ya que, en cuanto a comprensión se refiere, la sintaxis le será más asequible, por lo general, que períodos complejos de la prosa clásica que ya le serán familiares. En estos ejercicios el alumno tendrá, primero, que relacionar la palabra común con la homérica; en el segundo, tendrá que completar el texto homérico con la pista de la palabra común y, en último lugar, habrá de parafrasear en griego clásico poniendo en práctica sus conocimientos de la lengua clásica (sintaxis, morfología, etc.)


Leer el artículo completo del profesor Gonzalo Jerez Sánchez aquí. (Publicado en Thamyris, revista de Didáctica de Cultura Clásica, Griego y Latín.)